José Antonio García: «no puedo decir que 091 no vaya a resucitar otra vez»

307

José Antonio García(Por José Luis López Paneque, @jllpaneque)

Chaqueta de cuero, pantalón ceñido, Rayban negras, anillo de oro y rubí y un tupé por el que parece no haber pasado el tiempo aunque más de 30 años en la música avalan la profesionalidad de un roquero como José Antonio García. Antes de ser el cantante de la mítica banda granadina “Cero”, 091, fue componente del grupo punk TNT a principios de los 80. Tras esos proyectos vinieron tres discos con Toni Guerrero con la formación Guerrero García y después un disco compartido con los también granadinos “El Hombre Garabato” para posteriormente ser su banda actual de directo y creativa en la mayor parte de las canciones que conforman “Lluvia de piedras”, su último trabajo discográfico.

Con este disco el granadino se desmarca de la banda con la que todavía lo siguen vinculando y recupera sus raíces más roqueras o incluso punk de canciones más rápidas, de letras directas y puras como él dice “cada canción de Lluvia de piedras es una pedrada para que recapacites, para que no te conformes”.

– 8como80: ¿Qué podemos encontrar en “Lluvia de piedras”?
– José Antonio García: Para definirlo en dos palabras: es un disco muy puro, lleno de Rock and Roll.

– 8c8: ¿Lo de titular el proyecto «Lluvia de piedras» es una metáfora de las que te hayan caído alguna vez o porque estén cayéndote ahora?
– JAG: [Risas] No realmente. La idea es para que la gente no se quedara dormida. Para que cada canción fuese como una pedrada en la cabeza que le hiciera pensar, para que reaccionara. Esa es la metáfora. Para recapacitar.

– 8c8: En diciembre de 2017 se cerró el proyecto 091, ¿Cómo se vive la música sin los compañeros de viaje de toda una vida?
– JAG: La verdad es que la “Resurrección” de 091 fue como un premio que nos han dado nuestros seguidores. Nosotros nos separamos en el 1996 porque estábamos cansados de la industria, del sistema… además de tener familia y no poder ir al cien por cien ensayando, componiendo y haciendo cosas. Esto ha sido una recompensa que la gente nos ha dado después de tantos años. Nos lo hemos tomado como un regalo que nos han hecho y lo que hemos intentado durante la gira ha sido disfrutar. Tras la propuesta, los cinco coincidimos en que si nos juntábamos era para pasarlo bien y se ha cumplido el objetivo. Sinceramente no pensábamos que iba a ocurrir lo que ocurrió con la gira “Resurrección”, pensábamos que se iba a quedar en algunos conciertos con nuestros fans, y ya está. Pero ha resultado ser una bola cada vez más grande que no nos lo llegábamos a creer que estamos llenando una y otra plaza de toros cuando antes tocábamos en salas que no llenábamos. De buenas a
primeras se han juntado tres generaciones, los seguidores de toda la vida, sus hijos y los hijos de sus hijos, en definitiva os hemos quedado muy satisfechos.

– 8c8: ¿Os habéis quedado con ganas de más?
– JAG: La verdad que sí. Los “Cero” siempre hemos hecho las cosas al revés, a contracorriente. Cuando algo iba bien es cuando hemos parado. Nos están llegando mensajes de todos lados preguntando que porqué no vamos a seguir pero como habíamos dicho que era sólo el 2017 pues ahí estamos, cumpliendo lo dicho.

– 8c8: ¿Sois de palabra?
– JAG: Somos de palabra, aunque somos de palabra entre comillas ya que dijimos en el 96 que no nos íbamos a juntar más y ya ves, hemos resucitado, como el nombre de la gira. Y ahora cómo puedo decirte yo que no voy a volver a resucitar otra vez después de decir tantas veces que no, no puedo decir nada. Yo concretamente estoy embarcado en mi proyecto y lo que intento es sacarlo adelante y no veo otra cosa.

José Antonio García

– 8c8: Te has rodeado para este nuevo proyecto de una buena banda, El Hombre Garabato ¿Qué valoras de esta formación?
– JAG: Nos hemos conocido hace poco en relación al tiempo que llevo en la música. Yo al principio no les hacía mucho caso. Ellos me habían hecho propuestas de colaboración en sus discos y un día ya los conocí, me gustaron cómo componían, sus letras, sus melodías, sus voces, ¡que son muy buenas!, y a día de hoy somos muy amigos. No es un grupo mercenario, cosa de la que yo siempre he huido y nunca he concebido, el llevar a una banda a la que le pague porque me acompañe. Yo necesito llevar a personas conmigo y que si tenemos problemas son de todos y los resolvemos entre todos y si hay éxitos también lo son de todos. Me gusta compartir, nunca me he sentido en ese aspecto una persona solitaria, no me agrada y con ellos lo hemos conseguido. Somos como una familia. De hecho nos llamamos “primos”. [Risas]

– 8c8: Granada es una de las ciudades andaluzas que tiene una gran producción de bandas emergentes cada año. ¿Hay circuitos y tantas ofertas de salas en Andalucía como para acoger al número de músicos y bandas que están surgiendo?
– JAG: Salas hay pero el problema  ahora mismo en la música es que todo funciona al revés. Para producir un concierto tienes que pagar una sala, la cartelería, la publicidad,… lo tienes que hacer tú todo. Es decir, si quieres puedes hacerlo, no es que las salas te contraten, nadie te contrata hoy en día, tienes que crearlo tú y eso se paga con la taquilla, con la gente que vaya a verte por lo que o ganas dinero o pagas gastos y no ganas. Ya se ha perdido eso de que la sala te contrata. Si la pregunta es si quieres tocas, pues sí,… puedes tocar. El problema es que no hay unos canales donde la gente se pueda dar a conocer y pueda conocer a grupos.

– 8c8: Sin embargo los festivales se llenan y se venden las entradas incluso antes de conocer el cartel al completo. ¿Porqué las salas tiene tanto problema?
– JAG: Mi teoría es que la gente va a los festivales a beber y a ver a un grupo que les gusta, el resto de los grupos a lo mejor ni les interesa o simplemente les interesan dos o tres. Normalmente se va de fiesta, se compra la entrada en cuanto salen por conseguir un precio más barato y se juntan cuatro o cinco colegas que les da un poco igual ya que van a pasárselo bomba. Te lo digo por la experiencia ya que cuando hicimos la última gira de Los Cero íbamos a festivales y nos dimos cuenta que había gente que sí estaba interesada pero la gran mayoría estaba hablando. Solo en festivales en los que el concepto del mismo es el Rock and Roll, como en Barcelona y en Bilbao es cuando te prestan atención, pero en otros es como si fueran a un pub a escuchar música pero con la banda en directo.

José Antonio García

– 8c8: ¿Qué amas y qué odias de la música?
– JAG: La música la amo entera. Si no, no seguiría en ella después de tanto tiempo con todos los malos ratos que me ha hecho pasar. ¡La amo! Y con respecto a los odios pues supongo que la parte de desprecio hacia los músicos que me ha ocurrido más de una vez. Cuando no te respetan. Por que tú puedes funcionar o no pero si te tratan bien a la gran mayoría de los músicos les da igual ya que el que está en la música es por que le gusta y es su vida, pero si te tratan con desprecio, te racanean, aunque comprenda que esto es un negocio, eso es lo que no me gusta de la música.

– 8c8: ¿Me hablas de las compañías?
– JAG: No solo las compañías, y con esto me meto más en el fango. Todavía quedan compañías y creo que el problema lo han tenido por devorarse ellas mismas, es decir, les ha importado más sacar un producto musical que el propio músico. Cuando han visto negocio han apostado por ello pero cuando el negocio lo han visto en otro lado han pisoteado el anterior y ahí estamos hablando de otro músico. Ellos mismos se han cargado el negocio. Cuando surgió la industria del CD han preferido vender el CD, la grabadora, el escáner,… Luego vendieron los ipod con las canciones incluidas de regalo por lo que empezaron a no darle valor a la música, a las canciones y ahora hay una generación que ni tiene discos ni compra discos o tiene uno o dos como puede pasarle a mi hija,… y mi hijo que es menor no tiene ninguno. Al no darle valor a la música la misma industria se la ha
cargado.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here