Alejandro Sánchez (vocalista de Nixon): «Nos lo creemos mucho en el directo»

273
Nixon
(Foto Miriam Calero)

(Por @rafavega_, editor de @8como80)

Quizás te hayas percatado de que en los carteles de los festivales aparece cada vez con letras más grandes una palabra: Nixon. No es que el que fuera el presidente de los Estados Unidos más corrupto de la historia (a éste sí que lo pillaron con las manos en la masa) haya redirigido su carrera hacia la música independiente. Todo lo contrario.

Este nombre de apariencia americana y de sonoridad explosiva se refiere a una de las bandas de las que más se habla entre los entendidos. Porque, desde su Almería natal, intentando liberarse de etiquetas y produciendo un sonido altamente característico, este quinteto se está abriendo camino en la escena indie española. Con su último disco «Utopía» ya se han ganado el respeto de la industria. Y, cuidado, porque en 2019 prometen que van a dar de qué hablar.

Hemos charlado con Alejandro Sánchez, vocalista y compositor de Nixon, uno de los frontman más carismáticos que te puedes encontrar. Con su reconocible sombrero y sus camisas tribales, es capaz de levantar al público y montar su particular «fiesta».

Nixon
(Foto Miriam Calero)

– 8como80: ¿Era una «utopía» llegar a donde estáis llegando?

– Alejandro Sánchez: Desde nuestra perspectiva de grupo todas nuestras luchas se hacen eternas. No puedes alejarte ni un segundo del objetivo para conseguirlos. Hablamos de todas esas historias que vivimos, que al final se hacen realidad. De hecho, «Tribal» es como una lucha contra la industria musical. Decidimos llamar a nuestro último disco «Utopía» como esa palabra que intenta distorsionar todos los sueños, pero que al final puedes romper. La gente utiliza este término diciendo «eso es una utopía», y te está bloqueando todo lo que tú eres capaz de conseguir. Y este disco, como era mucho más directo, habla de cosas que nos pasan, decidimos que esa palabra nunca iba a bloquearnos. Tenemos que llamarlo así para no perder nunca la perspectiva.

– 8c8: Es como una palabra entre comillas prohibida, pero que al final la utilizáis para titular un disco que se dirige directamente a alguien.

– AS: Siempre intento que, por muy directo que sea, no usar nombres, para que la gente la pueda llevar a su terreno. Y algunas veces, dejarlo todo abierto. Pero claro, habla de nuestras batallas diarias. De ahí que «Utopía» algunas veces cuando la canto me duele por lo que significa para mí la canción. Tiene que tener ese desgarro del alma del artista. El anterior disco «El último fuego» era más existencial, de las cosas que ocurrían en la sociedad. Y éste dijimos que tenía que cambiar completamente, quitarnos la oscuridad. También se refleja en el diseño del disco.

Nixon
(Foto Miriam Calero)

– 8c8: Estáis en un tercer disco que es una evolución. ¿Os presionaba que los plazos se fueran cumpliendo y os sintierais responsables por estar a la altura?

– AS: Estábamos saturados con eso, porque cada uno tenemos nuestros respectivos trabajos. Y crear conlleva esfuerzo y sacrificio con el poco tiempo que nos resta. La diferencia es que en el anterior disco sí que nos preocupaba eso que mencionas, lo que dijera la gente, y ahora no.

– 8c80: Además de la grabación sois una banda muy de directo, de conectar con el público.

– AS: Cuando soltamos una canción por primera vez nunca se me olvida la cara de la gente que la escucha. Y, concierto tras concierto, van creciendo. Estudiamos mucho la producción, el orden de las canciones. Y ahí tiene mucho que ver el productor Raúl de Lara. Después entra lo que sientas en el concierto para atraer a la gente. Nosotros nos lo creemos mucho en el directo, y eso genera una simbiosis de la que disfruto mucho.

– 8c8: Este tercer disco ya tiene un recorrido de un año. ¿Sentíais que era un ultimátum para demostrar lo que vosotros sabéis que sois?

– AS: Siempre sentimos que estamos en un gran momento, porque van pasando cosas nuevas y mejores cada vez. Tienes que tener esa presión de que nos conozcan, de que los medios se interesen por nosotros y luego llegar a una sala y llenarla. Pero no es algo que nos sature. Podemos hacer nuestra gira intentando ir paso a paso.

Nixon
(Foto Miriam Calero)

– 8c8: ¿Estáis ya con la cabeza puesta en el siguiente disco?

– AS: Cuando salimos del estudio ya estábamos pensando en cosas nuevas. De hecho, ahora vamos a sacar dos temas nuevos que van a ser una reedición de este disco. Podremos experimentar un poco más, dentro de la estética de este disco.

– 8c8: Hablando del «sonido Nixon», ¿es «Tribal» el culmen de lo que queríais?

– AS: De hecho, en las 2 canciones nuevas buscamos eso mismo: los sintetizadores y la electrónica por una parte y por otra el más visceral y orgánico, igual que con «Tribal».  A mí me encanta porque cuando estoy en directo es como si estuvieses en una hoguera. Llegué al local de ensayo queriendo transmitir como si fuéramos una tribu del Amazonas pidiéndole a los dioses de la lluvia. Que esos ritmos se te meten en el alma. Eso es lo que quisimos hacer. Realmente no es una canción en la que intentamos ser precisos en la técnica, sino liberarnos de lo que tenemos al final del concierto.

Nixon
(Foto Miriam Calero)

– 8c8: Quizás es que la gente lo que quiere es que salga el alma de la banda.

– AS: Ahí es cuando siento que estoy en el concierto. Noto dentro del escenario que es como si se subiera el público. Esa canción lo consigue siempre, estoy muy contento de haber hecho un tema así. Vamos consiguiendo tener un sonido muy propio por las melodías identificativas, yo tengo una manera personal de cantar, los sintetizadores van entrando cada vez más… Ahora buscamos otro tipo de esencia que no sea tan británica.

– 8c8: También entra ahí vuestra confianza como banda por ver todo lo que está empezando a pasar alrededor de vosotros.

– AS: Tardamos tanto en componer un tema, porque tiramos tantas ideas… No sé la cosecha que tenemos de ideas que no salen a la luz. Cuando sale es porque estamos 100% convencidos y sabemos que va a funcionar. Nos lo creemos nosotros, es algo que nos mola. Independientemente de que haya que hacer un tipo de música en concreto porque es la que se lleve en los festivales. Nuestros valores los seguimos manteniendo y creo que es lo que funciona. La gente se lo cree porque lo ven auténtico y diferente. Esperemos poder mantenerlo y que funcione mejor.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here