Alberto Jiménez (Miss Caffeina): «Hace unos años no hubiera sido tan honesto»

1837

Miss Caffeina(Por @rafavega_, editor de @8como80)

Quizás la palabra que más leamos en los próximos días asociada al nuevo disco de Miss Caffeina sea «electrónica». Pero hay en «Oh Long Johson» muchas más cosas. Sobre todo, honestidad. La banda ha hecho un disco honesto con ellos mismos. Musicalmente y, sobre todo, personalmente. Porque este 5º album no podía haber llegado en otro momento. Lo ha hecho justo ahora que sus 4 miembros se sienten preparados. Y, por qué no decirlo, justo ahora que nosotros también nos sentimos preparados. En «Oh Long Johnson» hay samplers, muchos; programaciones, muchas; reverbs, muchas. Pero, fundamentalmente, hay rabia. Canalizada de una manera sutil como en «Reina», o lanzada como el obús que es «Calambre». La preescucha de este disco nos hace aterrizar, por fin, en 2019. En muchos sentidos: un sonido urbano, muy bailable, con altas cargas de electrónica. Ups, lo hemos dicho. Sí, electrónica. Pero, sobre todo, honestidad. Como la que muestra Alberto Jiménez al hacer esta entrevista en medio de la vorágine de promo en la que están inmersos. Y lo que se les viene encima…

– 8como80: El martes se cumplieron 3 años del lanzamiento de vuestro anterior disco, «Detroit», ¿pudo ser el origen de lo que encontramos ahora en «Oh long Johnson»?

– Alberto Jiménez: Perfectamente, fue el primer disco en el que nos atrevimos a hacer algo muy diferente. Tuvo más público y mayor repercusión, y eso también hizo que nos pudiéramos dedicar 100% a la música. Eso lo cambió absolutamente todo.

– 8c8: Haciendo la preescucha de «Oh Long Johnson» da la sensación de que os habéis terminado de liberar de corsés y que ese camino está muy bien trazado.

– AJ: No sé si es el sitio donde nos encontramos más a gusto o si es una experimentación hacia otro sitio. «Detroit» salió muy bien, pero nos aburrimos enseguida por ser una gira tan larga de más de 100 conciertos. Nos apetecía dar un paso más allá con la electrónica, que era algo que habíamos empezado a introducir. Pero que ahora es mucho más descarado.

– 8c8: Sonido mucho más urbano, con temas como «Fiesta Nacional». 

– AJ: Esa canción es de las favoritas de todo el mundo. Hay momentos del disco que están a medio camino entre la música electrónica más actual (como puede ser «Prende» o «Cola de pez») o el funky, como en «Fiesta Nacional». Hay varios momentos del disco que son así.

Miss Caffeina– 8c8: ¿Os sentís a medio camino entre el pop y la electrónica?

– AJ: No lo veo como dos géneros diferentes. Creo que el pop ha bebido mucho de la electrónica, y es un tipo de música que nos ha gustado mucho. Obviamente, ahora vivimos una tendencia para ir hacia lo bailable. Y a nosotros, entre que siempre nos ha gustado, y que está tan de actualidad (porque bebemos de lo que suena ahora), ha sido el momento perfecto para hacer un disco así.

– 8c8: ¿Os sentís liberados por haber podido hacer algo así?

– AJ: En todo momento hemos hecho lo que nos apetecía, nunca nadie nos dijo por dónde teníamos que tirar. De hecho, nuestro primer disco fue autoeditado, con lo que hicimos lo que nos daba la gana. Pero hay momentos y épocas en las que, al pasar el tiempo y escuchar otro tipo de música, te atreves a hacerlo. Debes evolucionar. Es como si vistieses siempre igual, imagínate qué cuadro (risas).

– 8c8: Hay programaciones, sintes, reverb… todo es luminoso en el sonido del disco. Pero te paras en las letras y hay ajustes de cuentas, como en «Calambre», donde dice «las hienas me bailaban una danza envenenada». Parece que quieres dar un puñetazo encima de la mesa. 

– AJ: Nos hemos dado cuenta de que es un disco muy de pullitas (risas). Lo hacemos de una forma muy irónica, sin ser agresivos. Pero hay unos cuantos mensajes de liberación, de mandar a la mierda según qué cosas, pero sin tomarlo demasiado en serio… Incluso «Reina», que es una canción bastante emocional, tiene ese sentido de hacer las paces más que tener rencor.

– 8c8: Hay una evolución musical, pero también personal en ti para sentirte preparado y contar todas esas cosas. 

– AJ: Yo lo pienso y hace unos cuantos años no hubiera sido tan honesto con cosas íntimas que no te apetece que todo el mundo las sepa. Mostrarte vulnerable es difícil y jodido, y era el momento perfecto para hacerlo.

– 8c8: ¿Cómo os imagináis al público en la inminente gira?

– AJ: Con este disco, y teniendo el anterior, nos permite hacer un show bastante potente en cuanto a pasarlo bien, a música de baile, a tener una buena escenografía… Empezamos la gira en salas pequeñas, por la gira Mahou, y será un concierto más convencional, pero lo estamos preparando todo para la gira de festivales, donde ya iremos con toda nuestra producción. Ahí daremos un salto de calidad, con un show completo, donde la iluminación va a tener bastante importancia.

– 8c8: Estaréis deseando volver a poneros delante del público.  

– AJ: Tenemos muchas ganas de volver a tocar, porque ha sido prácticamente un año y medio sin hacerlo. Salvo los 4 conciertos que hemos dado en México en las últimas semanas. Pero era como estar en tierra de nadie, porque no estábamos ni promocionando el disco anterior, ni éste. Te quedabas con las ganas de enseñar lo nuevo. Lo que más gusta hacer es el directo y lo que más disfrutamos.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here