Autoterapia para 34.000

249
Izal
(Foto Wilma Lorenzo)

(por @belenbellomier)

Esta semana es inevitable hablar de Izal, por sus dos noches en el Wizink Center de Madrid. Nos guste o no, hay que felicitarles por esos dos llenazos que pueden parecer sencillos a día de hoy, pero no lo es. Así que, desde aquí, les doy mi enhorabuena más sincera por ese logro para el indie español.

Luego, te paseas un poco por las redes, prensa y lees de todo: los haters tirando por tierra un megaconcierto que te puede gustar o no, pero ante todo respeta, admira y alaba que 5 tíos congreguen a 34.000 personas dos días seguidos, porque es para eso y más. Los fans acérrimos elevándoles al Olimpo de los dioses como si fueran el único grupo que existe e hicieran algo único. Y yo, que soy proizal (lo confieso) creo que no es para ninguna de las dos cosas, pero sí para felicitar a 5 tipos que han sabido ganarse con mucho trabajo, constancia y pasión a un público muy variado con sólo 4 discos en el mercado, que empezaron muy, muy abajo y han tenido una carrera hacia el éxito meteórica. Y muy trabajada, aunque haya gente a la que ya se le haya olvidado que no hace mucho tiempo viajaban en coche con los instrumentos encima para tocar por toda España y a su regreso a Madrid se repartían menos de 3 euros para cada uno.

Ellos, que siempre han sido muy agradecidos con su público, no se han cansado de dar las gracias una y mil veces en todas las formas posibles, algo que les honra. Vivir algo así debe ser impresionante y me imagino que tardarán días en digerirlo, así como en leer todas la criticas buenas y malas que corren por ahí. Porque, si desgraciadamente nunca llueve a gusto de todos y lo que a unos les ha parecido el concierto del año a otro les parece que ha pasado a convertirse en un show más digno de cantantes «producto» que de un grupo de la escena llamada «indie» que no soporta esa parafernalia.

No existe fórmula que garantice el éxito, y menos en la música, donde hoy eres el grupo de
moda y mañana nadie se acuerda de ti. No sabemos qué es «eso» que tiene Izal para llegar a tanta gente distinta y tocar tantas edades, pero quizás ahí sea donde reside el secreto, en que no lo sabemos, quizás ni siquiera ellos lo sepan, pero han llenado 2 noches seguidas un recinto de 17.000 personas de aforo así que, señores, démosles la merecida enhorabuena y dejémosles disfrutar de un acontecimiento nada habitual en una banda con 9 años de antigüedad.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here