«Verbena», Novedades Carminha

126

Novedades Carminha(Por Manu Gálvez, «La máquina de escribir»)

Escribo esto pocas horas después de recibir un mensaje del editor de esta web que ahora mismo estás leyendo. Siempre que se recibe un aviso de un superior jerárquico, el primer sentimiento es de temor. No sé por qué, pero la primera reacción ante un hecho inesperado es el de ponerse en la versión más pesimista de uno mismo. El ser humano se «parapeta» en el sentimiento trágico de la vida para enfrentarse a la adversidad, mostrándola que la estábamos esperando.

Pero siempre puede haber un giro trágico (aunque en este caso no sea así) de los acontecimientos, como suele decir el personaje de Fernando Tejero en «La que se avecina». El mensaje de Rafa, que es como se llama el editor de vuestra web favorita, o debería serlo, aunque nos conformamos con que nos sigáis queriendo de la manera en que lo hacéis, bueno voy al tema, que me disperso y me confundo en la maraña de cables pelados que conforman mi averiada cabeza. A lo que iba, en el mensaje había frases tan «duras» como las siguientes: «Hola, Manu! Cómo estás?!?! Hoy he hecho el balance de Mayo en la web y, la verdad, es que estoy muy contento. No sólo a nivel de visitas (que estamos creciendo mucho) sino por la calidad de los contenidos. En breve, organizamos convención de colaboradores de la web, para conocernos todos, y nos tomamos unas cuantas cerves! Un abrazo fuerte».

En mi cabeza, se ha pulsado solo el «play» que ha hecho que alrededor de ella se escuchara como banda sonora la canción «Verbena» de Novedades Carminha. Una fiesta en la que han empezado a explotar mis sentidos. La alegría que da que estemos consiguiendo hacer realidad lo que en un comienzo era una ilusión, y que como todas, al principio siempre duda de sí misma y de sus posibilidades.

Me acuerdo de Lucía y de lo que le gusta esta canción, «Quiero gastarme contigo todo mi dinero en los bares de copas», y que vamos consiguiendo el objetivo poquito a poco, aunque tu cielo siga estando hecho de diamantes de café, y sólo me desvele para no olvidarme que también podemos gastarlo en pinchos de tortilla mañaneros y soleados, lo importante es tener planes y lo de menos es cumplirlos.

Muchas gracias, Rafa, por esta verbena que es escribir en 8como80, la libertad que me das, aunque a veces me cambies los párrafos de lugar o quites alguna frase por pasarme en la extensión, la verdad es que últimamente ya no lo haces, así que es una tontería que lo escriba y tirarme piedras en un tejado que ya no queda nada de él y los chichones hacen evidente. Mi falta de consciencia hace de soporte de mi cabeza, y lo protege de una realidad que poco tiene que ver con la belleza, con el arte y en lo que nos concierne, con la música que más nos gusta. La falta de sostenibilidad es lo que nos hace que amemos este estilo musical, buscamos la deriva, el mareo que no termina al caer al suelo, ser nosotros mismos la fiesta, la verbena, pero si estamos acompañados, el caos estará mejor organizado y lo disfrutaremos de pleno en nuestra inconsciencia.

Comienza el verano y, con él, los festivales. La verbena se hace continua, y nos juntamos para perdernos con la tranquilidad de que ninguno de nosotros queremos encontrarnos en ningún otro sitio, sólo en nosotros y en los nuestros y que, de fondo, siga sonando en nuestras cabezas la música que nos hace olvidar que existe otro mundo ahí fuera. Aunque yo no me lo crea.

SED LIBRES

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here