Monkey Weekend mira al futuro recordando el pasado

139
Monkey Weekend
(Foto de Pablo Bernardo)

Monkey Weekend lo ha vuelto a hacer: convertir El Puerto de Santa María por unos días en una auténtica ciudad de la música. Y lo ha hecho, además, en esta 3ª edición arropado por un fantástico éxito de público.

Ayer domingo 16 de junio, con el concierto de la Escuela Coral Jardín Menesteo, ese coro de niños acompañados por Los Jaguares de la Bahía y Nuria Capote (Furia Trinidad) que nos regalaron versiones increíbles de hits de ayer, hoy y siempre, Monkey Weekend 2019 echaba el cierre.

No podía haber mejor broche final a una edición fabulosa, que abría las puertas del Castillo de San Marcos el pasado viernes 14 colgando el cartel de «no hay entradas» en una 1ª noche en la que brillaron con luz propia los tres protagonistas del Escenario Ron Contrabando. Unos Flamin’ Groovies que, repuestos de la baja de Roy Loney por accidente pero con un inmenso Cyril Jordan al frente, tiraron de oficio para entregar uno de esos directos que solo pueden facturar veteranos en estado de gracia. Esa María Guadaña erigida en la respuesta patria a PJ Harvey, puro espectáculo sobre las tablas con una banda además de las que cortan el hipo. Y los cada vez más en boca de todos Derby Motoreta’s Burrito Kachimba, que volvían al festival tras llamar poderosamente la atención el pasado año como promesas y hoy ya como toda una innegable -y triunfal- realidad.

Monkey Weekend
(Foto de Pablo Bernardo)

Y mientras las sorpresas continuaban por las calles, las salas del centro de la ciudad abrían sus puertas a la programación del festival, porque como todos sabemos Monkey Weekend -como su hermano mayor Monkey Week SON Estrella Galicia– es ese festival que se celebra en bares y espacios singulares, y no en un recinto alejado del mundanal ruido.

El homenaje a «La leyenda del tiempo»

Claro que, si hubo un momento de llenazo brutal en esta edición, no podía ser en otro momento: el homenaje -realizado en colaboración con Fundación SGAE- a «La Leyenda del Tiempo», el histórico disco de Camarón de la Isla que cumplía justo ayer domingo 40 primaveras desde su lanzamiento y que contó además con un invitado de excepción, el productor Ricardo Pachón. Cercana a la medianoche, el numeroso público que se dio cita en la plaza enmudeció con los primeros acordes de los «Tangos de la Sultana» emprendidos por Derby Motoreta’s Burrito Kachimba y a los que puso portentosa voz Charly Riverboy.

Monkey Weekend
(Foto de Pablo Bernardo)

La banda sevillana fue la encargada de dar inicio a un repertorio mágico, cediendo protagonismo a Andrés Herrera «Pájaro» y Raúl Fernández en «La tarara» y a una tremenda Rocío Márquez en «Viejo mundo», antes de regalar a un ya entregadísimo público una «Nana del caballo grande» en la voz de su cantante, Dandy Piranha, y que puso a la plaza literalmente del revés. Precisamente Dandy Piranha colaboró en la primera de las versiones realizadas por Bronquio, «Romance del amargo», cediendo luego el testigo al joven cantaor Álvaro Romero y sus impresionantes quejíos sobre bases, samples y loops en «Homenaje a Federico» y «Mi niña se fue a la mar». Y llegó el turno de la troupe granadina: Napoleón Solo comandaron la recta final, contando con 3 colaboraciones de lujo: Soleá Morente, pura delicatessen, en «Bahía de Cádiz»; un muy punk Antonio Arias en una personalísima versión de «La leyenda del tiempo»; y Lorena Álvarez, más rumbera y canalla que nunca en «Volando voy». Aplausos atronadores y una tormenta de vítores en un fin de fiesta para el recuerdo, con un momento de ésos que se recordarán en el futuro: todos los artistas juntos, abrazados y bailando en homenaje al maestro Camarón y una obra legendaria.

Una imagen que resumía además a la perfección las señas de identidad de un festival único en su especie: la apuesta por los valores del mañana, las miradas respetuosas a nuestro pasado y la música como motor de nuestras emociones a flor de piel.

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here