Bilbao BBK Live cierra su cartel con más de 50 nombres nuevos

123

BBK LiveBilbao BBK Live cierra el cartel de su edición 2020 incorporando a 54 nuevos nombres para sumar un total de 93 artistas y bandas que se darán cita el 9, 10 y 11 de julio en Bilbao. Diversidad y calidad son las principales cualidades de la programación del festival, que apuesta por la variedad de géneros y estilos y, junto a los grandes nombres, propone también una cuidada selección de talento a descubrir.

En este nuevo anuncio se incorporan Fontaines D.C., que, con su primer disco, vienen a demostrar que quienes pensaban que no había relevo para la música de guitarras se equivocaban. Su sonido post-punk e influenciado por bandas como The Clash o The Pogues ha llamado la atención de los jóvenes y de la generación que vivió los ochenta con fervor. También de Irlanda, aunque afincados en Londres, vienen Bicep, con un enfoque abierto y sin reglas para la creación de su música que les ha permitido establecerse en una posición única en la industria del baile. Como Blood Orange, Polymath Devonté, productor, multi-instrumentista, compositor, director, vocalista y una de las voces más influyentes en la música de hoy en día, ha sido comparado con Kendrick Lamar o D’Angelo por su reflexión en torno a la identidad del hombre negro.

Se suman también Meute, Techno Marching Band alemana que ha logrado revolucionar el concepto de música electrónica, desvinculándola de los platos de DJ con su legendario show en vivo, que ya es sold out en toda la gira que comienza la semana que viene. Otra incorporación especial será la música inclasificable de Moses Sumney, con su inconfundible y singular falsetto, que usa como un instrumento singular más para explorar su indie rock orquestal y profundamente experimental.

El misterioso cowboy enmascarado Orville Peck es un fenómeno en plena eclosión y está seduciendo por igual a la crítica musical como a quienes dictan la moda. Con una destreza vocal que recuerda a la de los grandes nombres de la música country clásica estadounidense, el vaquero proscrito habla sobre el amor y la pérdida de las tierras baldías de América del Norte. La Casa Azul, siempre transgresor, diluyendo las fronteras entre estilos y capaz de mezclar la música disco de los setenta con el europop de los noventa, volverá a invitarnos a que nos dejemos los pies en la pista de baile en Kobetamendi. Y muchos más…

Deja una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here